El Bar

Nuestra cava y nuestra barra son parte de nuestro motor

BUEN BEBER, BUEN COMER
En esencia somos un bar de vinos con una carta de comida increíble, donde te ofrecemos la oportunidad de disfrutar de esta combinación si tener que pagar más por ella. Siempre tenemos algo fuera de carta, pergunta por ello. Tenemos de todo, no a todos. Enfocamos nuestra labor en elegir lo que nos gusta y cómo nos gusta para ofrecerlo de manera tal que tu estadía con nosotros sea memorable y que te den ganas de volver.


La Cava


Paseamos por todas las cepas y valles. La experiencia será inolvidable.

Tenemos más de 300 etiquetas y nuestro objetivo, además de que las disfrutes, es hacer llegar al alcance de tu mano lo que nos parece lo mejor y nos preocuparemos de ayudarte a entender de manera simple y cercana lo que vas a beber.

Si no te convencen, no te preocupes que tenemos más. Trabajamos con foco en pequeños productores, pero también tenemos de los medianos y grandes porque creemos que en la diversidad está el sello de un conocedor.

La Barra


Nuestra selección es amplia y nuestra imaginación también.

Ofrecemos una seleccionada coctelería clásica sin la pirotecnia que está de moda, sino que cuidando que la receta original de nuestros cocteles sea realmente la original. Tenemos de todo, no queremos marearte con cocteles de autor con un diccionario al costado para entender lo que contienen. Solo te ofrecemos humildemente lo que nos gusta y sabemos hacer: cócteles clásicos elaborados a la perfección.

La copa que más nos gusta es la próxima.

La Carta

Nos preocupamos de construir cada plato como si fuera para nosotros mismos.

Las preparaciones son originales, las combinaciones perfectas. Tratamos de incluir en nuestra carta platos para todos los gustos, selecciones y mañas. 

Cada uno de nuestros platos está construido con ingredientes frescos y seleccionados, donde además de la calidad y sabor, la valoración del pequeño productor y el respeto por el medio ambiente están siempre presente.

Es una carta simple, sabrosa y abundante, con cosas para compartir, para disfrutar solo o para darte un gusto. No te pierdas la oportunidad de probar todo.